Now Reading
10 aspectos fundamentales sobre la importancia de cuidar la zona íntima

10 aspectos fundamentales sobre la importancia de cuidar la zona íntima

Todo sobre el cuidado íntimo Foto Marvin Meyer

La higiene en la zona íntima, sobre todo femenina, es tan importante o más que en el resto del cuerpo. La zona genital es muy delicada y requiere medidas de protección e higiene diferentes, no solo para evitar la aparición de infecciones y enfermedades, sino para asegurar el bienestar.  

Es necesario eliminar los tabúes e informarse sobre el cuidado correcto. Debemos llevar una buena limpieza sin eliminar el microbiota local. Teniendo en cuenta los cambios fisiológicos que sufre principalmente la mujer durante su vida y en cada fase del ciclo. 

Importancia del cuidado de la zona íntima

La ubicación de la vulva, situada en una zona cubierta y oculta siempre bajo la ropa hace que haya una “semioclusión permanente”, es decir, se produce un bloqueo de la zona y muchas veces se da una importante fricción. Además, las relaciones sexuales y el uso de tampones aumentan la exposición de la zona.  

La piel de la vulva es más fina y sensible que otras partes del cuerpo. Por lo general es más susceptible de sufrir daños de agentes externos y hay que tener en cuenta que el grosor de la misma no es siempre igual. De niñas este tejido es mucho más fino y delicado hasta que luego se ensancha y finalmente, con la menopausia, vuelve a reducirse.  

Otro factor importante es que el pH de la piel vulvar es menos ácido que el del resto del cuerpo (se sitúa en torno a 6 puntos, frente al corporal, que suele ser de 5), lo que significa que hay una menor protección frente a microorganismos. Este riesgo es mayor entre la población infantil y juvenil, cuyo pH se sitúa alrededor de los 7 u 8 puntos.  

Si se dan incrementos del pH de la vulva producidos, por ejemplo, como consecuencia de la menstruación, del uso de jabones no adecuados o por trastornos hormonales, se puede reducir la flora bacteriana y, por tanto, aumenta el riesgo de infección.  

Los cambios en el olor o en el aspecto del flujo vaginal pueden ser un indicativo de algún tipo de infección o trastorno. Aunque has de saber que el olor característico proviene de la descomposición bacteriana y que el flujo vaginal se encarga de depurar, proteger y lubricar.  

En todas las edades, la vagina es sensible a sufrir cualquier tipo de infección. Dejando de lado las de transmisión sexual, para las cuales es importante extremar la protección a la hora de mantener relaciones, hay que seguir una serie de pautas y medidas para evitar el resto de las infecciones genitales, así como para mantener una rutina completa de limpieza.  

10 pautas a seguir para mantener una buena higiene íntima

1. Mantener la zona genital limpia y seca 

Para limpiar la zona íntima, se recomienda usar jabones neutros que no alteren la acidez de los genitales. También se puede utilizar agua o agua con bicarbonato. Tras el baño, es importante secarse a toquecitos y limpiar la zona perineal desde adelante hacia atrás para no arrastrar gérmenes. 

Como hemos mencionado anteriormente, la zona íntima requiere un cuidado específico debido a sus características, por lo que no se deben usar los mismos productos que se utilizan para el resto del cuerpo, ya que podría alterar el pH normal.  

La única zona que debes lavar es la externa, puesto que ya existen mecanismos internos naturales que mantienen el equilibrio de la vagina.   

2. Evitar ropa ajustada y usar ropa interior de algodón 

La ropa ajustada puede causar irritación. La ropa interior debe ser de algodón, ya que favorece la transpiración e impide rozaduras y se debe evitar la seda y el nailon porque son muy absorbentes y bloquean el flujo de aire. El uso de prendas no adecuadas podría producir sudoración y su consecuente irritación.  

3. Lavar la ropa íntima con jabones suaves y aclarar correctamente para que no queden restos que puedan ser irritantes.   

4. No se recomiendan las duchas vaginales salvo que sean parte de un tratamiento médico 

Esta practica puede empeorar el flujo vaginal y eliminar bacterias sanas que protegen la vagina de potenciales infecciones. Además, si se tiene alguna infección como cistitis, se puede ver agravada.  

5. Evitar el uso de esponjas o guantes 

Las esponjas y los guantes se acaban convirtiendo en objetos con una gran carga de microorganismos y, por ello, pueden actuar como conductores de infecciones. En su lugar, lavarse con la mano limpia es la mejor opción para evitar esto y para reducir el riesgo de rozaduras e irritaciones.  

6. Los productos que lleven perfumes y los desodorantes íntimos pueden ser irritantes 

Es natural presenciar cierto olor. Los perfumes y desodorantes pueden causar molestias o generar irritaciones, por lo que es conveniente moderar su uso o evitarlo totalmente. Además, el olor muchas veces actúa como síntoma de infecciones, por lo que, si eliminamos los olores, podríamos estar cubriendo una posible infección que necesitase de un tratamiento.   

7. Utilizar preservativo durante las relaciones sexuales  

8. Lavar la zona íntima antes y después de mantener relaciones sexuales 

9. Se debe tener precaución con el exceso de depilación en la zona íntima 

No solo porque puede provocar cortes, sino porque el vello púbico cumple la función de proteger la zona íntima haciendo de barrera de microorganismos, evitando el roce de la ropa y deteniendo el sudor entre otras cosas.  

10. Tomar probióticos durante el tratamiento con antibióticos 

Esto puede evitar la aparición de candidiasis vaginal u otro tipo de infecciones. 

Cuidados de la zona íntima en ocasiones especiales 

El periodo menstrual 

Durante la menstruación, las compresas o tampones deberían cambiarse con frecuencia, aunque esto va a depender del flujo y del día del ciclo. No obstante, no debería exceder las 4 o 6 horas.  

Previa y posteriormente a la colocación de un tampón deben lavarse las manos.  

Otra opción por la que podemos optar es por el uso de la copa menstrual, que ha tenido una proliferación en los últimos años. La copa menstrual es un pequeño envase que se introduce en la vagina y recoge el flujo, que se desecha posteriormente en el lavabo.  

Puede permanecer hasta 12 horas en el interior de la vagina sin tener que extraerla y tiene una vida útil de 10 años. Entre las ventajas que tiene este producto frente a los tradicionales, encontramos que es beneficiosa para el cuerpo de la mujer ya que no absorbe, sino que recoge el fluido: no produce sequedad vaginal, no ocasiona la aparición de infecciones, ni uretritis, respeta el medio natural de la vagina y es ideal para prácticas como el deporte, viajar o dormir.  

El embarazo y la zona íntima 

Es un periodo de tiempo en el que se dan muchos cambios hormonales, aumentan las secreciones y puede haber un cambio en el pH de la vagina, lo que puede implicar cambios en el ecosistema de esta irritaciones.  

Habrá que prestar especial atención a la higiene íntima para evitar complicaciones de cualquier tipo. 

EL periodo de la menopausia 

Durante la menopausia se deja de producir hormonas, el flujo vaginal disminuye y, como hemos mencionado previamente, el pH aumenta hasta los 6-7 puntos. Por todo ello, se reduce la protección, de manera que aumenta la exposición a irritaciones e infecciones.  

Es imprescindible seguir las recomendaciones relativas al cuidado íntimo durante esta etapa.  

¿Cuales son los productos más adecuados para el cuidado genital? 

Los productos para la higiene íntima se pueden clasificar en 5 grandes grupos según su función: limpieza, desinfección, hidratación, protección y facilitación de las relaciones sexuales.  

La limpieza de la zona íntima 

Debe eliminar las secreciones de la zona y los restos de suciedad teniendo en cuenta la sensibilidad. Asimismo, los productos deben cumplir con una serie de propiedades que respeten el pH de la vagina. En este artículo hablamos sobre Lip Intimate Care, la marca sueca para la higiene íntima que ya se vende en España

Hablamos de jabones y toallitas íntimos. En el caso de los jabones, no vale cualquiera, han de tener un pH neutro o muy poco ácido para no alterar el equilibrio natural de la mucosa vaginal. Es importante que los jabones contengan componentes con propiedades calmantes para calmar las irritaciones como, por ejemplo, la avena o la manzanilla. Pueden incluir también ingredientes con propiedades hidratantes para evitar la sequedad vaginal.  

See Also
Yellow day

En el caso de las toallitas, se recomienda que no estén perfumadas o que no tengan alcohol porque puede ser contraproducente.  

A tener en cuenta la desinfección cuando sea necesaria  

Las infecciones genitales pueden tener origen muy diverso, desde alteraciones en el ecosistema vaginal hasta la propagación de bacterias desde la zona anal. Hay alternativas desinfectantes en el mercado que deben usarse con recomendación médica.  

Mantener hidratada la zona íntima  

La sequedad vaginal puede ser uno de los problemas más comunes de la zona genital de las mujeres, especialmente cuando se acerca la menopausia. Aunque puede aparecer también a lo largo de la vida por diferentes causas como la utilización de productos agresivos o la toma de determinados antibióticos.  

Para causar el alivio de la sequedad vaginal, se recomienda el uso de geles o bálsamos con una composición próxima al pH neutro.  

La protección de nuestra zona más íntima  

El sangrado menstrual está presente durante la mayor parte de nuestras vidas y, posteriormente, con la menopausia, sucede la incontinencia urinaria. Esto implica un contacto continuo con humedad causada por secreciones y es importante mantener la zona limpia y seca.  

Se recomienda el uso de productos menstruales (compresas, tampones, copa menstrual, bragas menstruales, etc.) durante el sangrado y otras toallas o pañales para la incontinencia. 

El uso de lubricantes vaginales 

Durante las relaciones sexuales es importante que la zona genital esté lubricada para facilitar las mismas. Los productos destinados a este propósito son muy similares a los hidratantes vaginales, pero hay que tener en cuenta que deben ser compatibles con los preservativos, ya que algunos productos podrían afectar su integridad. Te recomendamos los que son naturales y a base de agua.

Problemas derivados de higiene íntima incorrecta 

Las consecuencias de no tener una buena higiene íntima pueden derivar en problemas que afecten directamente a la salud. Estos problemas son un tabú para muchas personas y es importante visibilizarlos para que ocurran en la menor cantidad posible.  

Por un lado, pueden aparecer malos olores distintos al olor natural de la vagina, que pueden llegar a ser desagradables. Estos a su vez pueden ser un indicativo de un problema mayor.  

En el artículo habrás podido comprobar que son comunes las irritaciones vaginales y que estás pueden tener múltiples causas como la falta de higiene o el uso de cosméticos o desodorantes que contengan alcohol.  

Se pueden dar infecciones vaginales como la Vaginosis bacteriana provocada por higiene incorrecta o la Vulvovaginitis, que genera irritación, ardor al orinar, dolor en las relaciones sexuales, inflamación en la vulva y un flujo y olor irregulares.   

También son comunes las infecciones urinarias como la Cistitis, que en la mayoría de las ocasiones se produce por la llegada de bacterias de la vagina al intestino grueso y cuyos síntomas son muy molestos como el dolor al orinar, ganas permanentes de hacer pis y sangre en la orina.  

La problemática que vivimos en España con la higiene genital  

Todo sobre el cuidado íntimo femenino
Imagen Ricardo di Marcos

A pesar de que la higiene genital es muy importante, ni el 20% de los hogares españoles consume productos para ello, según datos del informe Nielsen. Esto se debe, por un lado, a la desinformación general y, por otro, a la poca oferta existente para el cuidado íntimo. Las cifras son muy bajas teniendo en cuenta las necesidades que hemos comentado.  

A esto le suma la problemática actual con el acceso a los productos de higiene menstrual: la llamada “tasa rosa”. En España los tampones y compresas llevan un 10% de IVA, a pesar de ser productos de primera necesidad, y cuestan alrededor de 4€. No podemos olvidar que hay países como China o Corea del Sur donde el precio de estos productos alcanzan los 12€ y que incluso en algunos países de África ni siquiera cuentan con los recursos mínimos como para cubrir esta necesidad.  

La pobreza menstrual y la falta de cuidados íntimos son un conflicto que urge resolver y que, aunque los datos de los últimos años son más esperanzadores (sobre todo con el aumento de la visibilidad del placer femenino), no podemos dejar de ponerle atención.  

Ahora que conocemos la importancia de la higiene íntima, debemos ser conscientes y elegir los productos que más se adecúen a nuestras necesidades y al momento vital en el que nos encontremos dejando de lado los tabúes y la vergüenza.

What's Your Reaction?
Fatal
0
Maravilloso
0
Me Gusta
0
Mejorable
0
No me Gusta
0
View Comments (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


© 2017-2021 New Rule Magazine® marca registrada de Ecolujo Lifestyle Expecience SL en la Oficina de patentes y marcas europeas. Todos los derechos reservados.

Scroll To Top
error: CONTENIDO PROTEGIDO por la LEY de PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL