Now Reading
6 consejos para lucir unas manos perfectas y cuidadas incluso en invierno

6 consejos para lucir unas manos perfectas y cuidadas incluso en invierno

cuidar las manos en invierno

Las manos son las grandes afectadas por los efectos del frío, se secan, se vuelven más ásperas e incluso se agrietan y aparecen heridas. Desde Kneipp, explican una rutina de cuidados y consejos para lucir unas manos cuidadas y perfectas incluso en los meses más duros del invierno.
En el mes de enero, el invierno se encuentra en su pleno apogeo y, con él, el frío y el mal tiempo. Además de los efectos que provoca el clima en nuestra piel, el uso de geles hidroalcohólicos y lavarse las manos con mayor frecuencia, acentúan la posibilidad de resecar y estropear las manos.
Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que es importante prestar la atención necesaria a la salud de nuestras manos. Por eso, desde Kneipp® explican una serie de consejos y rutina de cuidados que serán de gran ayuda:

  1. Evita el agua caliente. Aunque hace frío y preferimos el agua caliente, cuando nos lavemos las manos es importante hacerlo con agua templada o fría, para evitar que la piel se reseque con mayor rapidez.
  2. Cuidado con el uso de geles hidroalcohólicos. Intenta usarlos en su justa medida y, si necesitas hacerlo con mucha frecuencia, aplica inmediatamente después una crema hidratante. Recuerda usarla con frecuencia durante el día y, sobre todo, antes de irte a dormir. La crema de manos Goodbye Stress de Kneipp, además de aportar la hidratación necesaria, gracias al aroma refrescante del aceite de menta acuática y romero, te puede ayudar a hacer frente el ajetreo de la vida cotidiana.
  3. Protégelas del frío. Así como usamos abrigos y bufandas para resguardarnos del frío, utiliza guantes para proteger tus manos.
  4. Los productos químicos son los grandes enemigos de la piel. Si tu trabajo consiste en manipular este tipo de productos, como ocurre en la limpieza o la jardinería, en esta ocasión utiliza también unos guantes adecuados que protejan tus manos al completo.
  5. Calienta tus manos frotándolas entre sí o con un pequeño masaje. Cuando las sientas frías, frótalas entre sí para calentarlas. Sin embargo, es importante utilizar una crema hidratante de origen natural para evitar que se estropeen si lo haces en seco. Desde Kneipp recomiendan la crema de manos Soft in Seconds, ya que, gracias a su contenido en manteca de aguacate, aceite de jojoba y verbena, deja las manos suaves, hidratadas y tersas sin una sensación pegajosa en cuestión de segundos.
  6. En casos extremos, aplícate una mascarilla nocturna. Cuando comienzan a aparecer heridas y fisuras en los nudillos, es vital aportar una hidratación extra a las manos. Para ello, puedes aplicarte una mascarilla nocturna con la crema de manos Favourite Time de Kneipp. Aplícate una cantidad generosa de producto, cúbrete las manos con unos guantes de algodón y deja que la crema actúe toda la noche. Gracias al efecto del nutritivo aceite vegetal de almendra, contribuirá a que tus manos se vean más suaves, finas e hidratadas al día siguiente.
What's Your Reaction?
Fatal
0
Maravilloso
1
Me Gusta
1
Mejorable
0
No me Gusta
0
View Comments (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


© 2017-2021 New Rule Magazine® marca registrada de Ecolujo Lifestyle Expecience SL en la Oficina de patentes y marcas europeas. Todos los derechos reservados.

Scroll To Top
error: CONTENIDO PROTEGIDO por la LEY de PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL